Make your own free website on Tripod.com
Recepción a Emberá Drua
wb01727_.gif (697 octetos)

Recepción a Emberá Drua

 

Las casas con techos cubiertos con hojas de palmera son la primera muestra que nuestra aldea está cerca, mientras que su canoa, tallada en un árbol de la selva que nos rodea, sigue subiendo el río.  De repente, se escuchan flautas y tambores y, después de una curva del río encontramos los indígenas bajando a la orilla para darles la bienvenida. Usted ha llegado a la comunidad de Emberá Drua, situada en el río Chagres, adentro de la selva húmeda tropical, un espacio salvaje preservado, a solo algunos kilómetros del moderno Canal de Panamá.

 wb01727_.gif (697 octetos)

El Parque Chagres

La comunidad Emberá Drua se encuentra dentro del parque nacional Chagres, en una parte de la selva húmeda tropical de Panamá, hogar de la biodiversidad la más densa del planeta, con miles de especies de animales y de plantas.  El parque también protege el histórico Camino de Cruces, ese sendero que permitía la travesía de las tierras del Istmo, y que dio a los conquistadores españoles un monopolio en el acceso al Océano Pacífico durante los siglos 16 y 17.

 wb01727_.gif (697 octetos)

La comunidad

Emberá Drua es una comunidad indígena pequeña de menos de 70 individuos en la república de Panamá.  Se mantienen aquí las costumbres tradicionales vivas, practicando y viviendo de esa manera cada día.   Éste es el hogar cotidiano de esos indígenas y no una reconstitución folclórica, y ellos les invitan a que sus visitantes aprendan sobre su cultura, su aldea, su manera de vivir.  Ellos son muy orgullosos de compartir con los turistas.   Los que tienen un sentido de aventura pueden estar interesados en conocer más, y se pueden quedar y hospedar aquí una noche para participar en sus actividades diarias y ceremoniales y tener así la ocasión de hacerse nuevos amigos.

wb01727_.gif (697 octetos)

Ellos eligieron el Turismo.

Como grupo tradicional, han diseñado un programa único de turismo que funciona cerca de la comunidad y la apoya en su subsistencia.   Es verdad que el contraste de los turistas que participan recíprocamente en un mundo tan tradicional puede parecer desconcertante al principio, pero el programa ha consolidado realmente a esa comunidad, de muchas maneras.

En 1984, hicieron frente a un nuevo desafío a su manera de vivir tradicional, porque en el área dónde se habían instalados sus padres y abuelos, después de emigrar desde las montañas del Choco Colombiano, las autoridades del país decidieron crear aquí el parque nacional Chagres, para proteger la vegetación de la zona, la cual asegura el nivel de agua necesario para el Canal de Panamá.  Debido a las nuevas restricciones que les fueron impuestas para vivir en un parque nacional protegido, ellos tuvieron que buscar nuevas alternativas a sus actividades tradicionales de agricultura y de caza y pesca, que son elementos esenciales de su subsistencia.

El turismo resultó ser una buena opción.  Tiene bajas consecuencias para el medio ambiente, refuerza y realmente ha causado un renacimiento en la expresión de sus artes y de la cultura tradicional, tiene sustantabilidad a largo plazo y responde a la demanda del eco-turismo, para alimentarlo con experiencias de calidad.

wb01727_.gif (697 octetos)

Actividades para gustos de cada uno

Los indígenas han diseñado una variedad de actividades y de experiencias para cada visitante, sin importar edad o agilidad.  Algunos visitantes vienen solamente para el día, pero otros pasan una o varias noches.  Algunos desean relajarse, y otros tienen necesidad de más aventura.  La mayoría están interesados en conocer la cultura tradicional de los indígenas Embera y lo profundo de la selva húmeda. 

Los viajeros que quieren vivir la aventura y están en buenas condiciones físicas pueden gozar adentrarse en el bosque y practicar la subida de rápidos en canoa en el río.  los visitantes que desean actividades más tranquilas, pueden participar en actividades culturales, maravillarse en el río de aguas prístinas y avistar una variedad increíble de pájaros tropicales, cerca de la aldea.  Pueden también disfrutar mirar a los niños, tirandóse de los árboles para bañarse en el río, o subiendo y bajando los rápidos en sus balsas hechas a mano, y disfrutar así, tranquilamente, de la hospitalidad de la comunidad.

wb01727_.gif (697 octetos)

Actividades culturales

Los indígenas de la comunidad de Embera Drua son especialmente orgullosos de sus actividades culturales.   Por eso, invitan a cada visitante que participe en acontecimientos diarios y especiales, como:

  • - Charlas de los miembros de la aldea sobre su cultura, religión e historia.

  • - Pintura tradicional del cuerpo con los tintes vegetales naturales (kepará y kangí).

  • - Música y danzas tradicionales.

  • - Preparación de alimentos tradicionales.

  • - Descripción, producción y venta de artes tradicionales:  realización de cestas, mascaras, platos con hojas de palmera, talla y esculptura de objetos de madera, tallas y realización de objetos en "marfil vegetal", realización de hamacas.

  • - Identificación de plantas medicinales y útiles, a lo largo de un camino en el bosque próximo.

  • - Actividades según petición especial:

     

     - Pesca con lanza o línea en el río.

     

     - Observación de pájaros y de orquídeas.

     

     - Caminatas hasta las cascadas o a través del bosque.

     

     - Escuchar cuentos tradicionales y relatos de la historia.

     

     - Paseos en el río en canoas.

     

     - Salida de noche en canoas para ver cocodrilos.

Paseo por el rio Gatun y visita de una comunidad indigena Embera.

Video de una danza Embera

Para ir de vuelta a la página inicial haga clic aquí


wb01727_.gif (697 octetos)

Mapa del área - cliquear para ampliar