Make your own free website on Tripod.com

EL CASCO ANTIGUO

El Casco Antiguo de la ciudad de Panamá.

En el año 1673, en lo que hoy es el Casco Antiguo en el área de San Felipe, se levantó la nueva ciudad de Panamá. Para muchos, la mejor manera de conocer el Casco Antiguo es caminando.

Sobre sus estrechas calles de ladrillo descansa la historia patria. Sus monumentos históricos, sus antiguas iglesias, parques y balcones fueron testigos de tiempos de gloria y de olvido.

Este barrio de fuerte presencia colonial, francesa y neoclásica se fundó el 21 de enero de 1673 y la elección de esta área costera fue responsabilidad del presidente de la Real Audiencia de Panamá, don Antonio Fernández de Córdoba. Debe su nombre a San Felipe de Neri (1515-95), devoto, esforzado y humanista italiano canonizado en 1622.

 
Los balcones tipo colonial son un atractivo para los turistas.

En sus casas vigiladas por el mar nacieron hombres ilustres como Ricardo Miró, y Mariano y Justo Arosemena.

El Casco Antiguo (donde ahora habitan aproximadamente 11 mil personas) fue testigo de nuestra separación de España, la unión y posterior desunión de Colombia y el inicio de nuestra vida republicana.

La Plaza de la Independencia, donde se declaró la independencia de Panamá de Colombia el 3 de noviembre de 1903, está rodeada por varios edificios importantes.

Entrada de la Catedral.

Destacan entre ellos el nuevo Museo del Canal Interoceánico, el Palacio Municipal y la Catedral. Por falta de recursos monetarios, la Catedral metropolitana se construyó inicialmente de madera y con un presupuesto de 200 mil pesos en 1688.

No fue hasta 1760 que se terminó, gracias al obispo Francisco Javier De Luna Victoria y Castro, quien invirtió su fortuna personal en ello. La Catedral fue consagrada en 1796, y fue casi destruida en el temblor de 1882.

El Paseo de las Bóvedas se extiende por encima del fuerte construido por los españoles para proteger la ciudad. Abajo se encuentra la Plaza de Francia, que conmemora el esfuerzo de 22,000 franceses que murieron durante la construcción del Canal.

A un lado de la plaza están las bóvedas, utilizadas primero por los españoles y luego por los colombianos para encerrar a sus presos.

La Plaza de Francia

Dentro de la Iglesia y Convento de Santo Domingo está el Arco Chato, un arco sin soporte interior que se ha mantenido intacto por varios siglos. El Arco Chato sirve como evidencia de que este no es un país azotado por desastres naturales (como terremotos, lo que jugó un papel importante en la decisión de construir el Canal por Panamá.

La Iglesia de San José, con su altar de oro, es otro monumento que no debe dejar de visitar. El altar de oro fue lo único que se salvó cuando el pirata Morgan saqueó Panamá La Vieja en 1671. Cuenta nuestra historia que los curas pintaron el altar de negro para engañar a los piratas. Detrás del Teatro Nacional está el Parque Bolívar y la Iglesia de San Francisco.

Unos niños juegan a orillas del Casco Antiguo

Una cuadra detrás del parque está el Palacio de las Garzas, el palacio presidencial.

Casco Antiguo   |   Panamá Viejo   |   El Canal   |   Compras en Panamá   |   La Naturaleza

Para ir de vuelta a la página inicial haga clic aquí